La dieta alcalina: ¿La clave para la longevidad y la lucha contra las enfermedades crónicas?

¿Cómo funcionan las dietas alcalinas?

La investigación muestra que una dieta compuesta de alimentos altamente alcalinos como vegetales frescos, frutas y algunos alimentos proteicos no procesados, arrojan como resultado un nivel de PH más alcalino en la orina, lo que ayuda a proteger tus células sanas y equilibra tus niveles de minerales esenciales. Las dietas alcalinas (también conocidas como las dietas de ceniza alcalina) han demostrado que previenen la formación de placa en los vasos sanguíneos, detienen la acumulación de calcio en la orina, evitan la formación de cálculos renales, fortalecen los huesos, reducen el desgaste muscular o los espasmos, y mucho más.

Pero ¿Qué es una dieta alcalina?

Una dieta alcalina es aquella que ayuda a equilibrar tu nivel de pH tanto en la sangre como en la orina. El pH de tu cuerpo está parcialmente determinado por la densidad mineral de los alimentos que consumes. Todos los organismos vivos y formas de vida en la tierra dependen del mantenimiento adecuado de los niveles de pH, a menudo se dice que la enfermedad y los trastornos en el cuerpo no pueden echar raíces en un cuerpo que tiene un pH equilibrado.

Si bien es cierto que algunos expertos podrían no estar de acuerdo con lo anterior, casi todos coinciden en que la vida humana requiere un nivel de pH controlado en la sangre de alrededor de 7,365 a 7,45 el nivel ideal es 7,4. La Revista Forbes habla del tema así, “Nuestros cuerpos realizan esfuerzos extraordinarios para mantener seguros los niveles de pH” tu pH en la sangre puede oscilar entre 7,35 a 7,45, mientras que tu pH en la orina puede tener un rango más amplio entre 6 y 7 dependiendo de factores como la hora del día, tu dieta, tu última comida y la última vez que fuiste al baño.

¿Y te estarás preguntando qué significa exactamente el “nivel de pH”?

Lo que llamamos pH es la abreviatura para “potencial hidrógeno”. Es la medida de acidez o alcalinidad en nuestros tejidos y fluidos corporales. Se mide en una escala de 0 a 14. Mientras más ácida la solución, menor será el registro de pH y entre más alcalino, más alto es el número. Un pH de 7 se considera neutral, pero dado que el nivel óptimo en el cuerpo humano tiende a ser alrededor de 7.4, consideramos que el pH más saludable debe ser uno ligeramente alcalino. Por otro lado los niveles de pH varían en todo el cuerpo, el estómago por ejemplo, suele ser la región más ácida.

Es increíble que incluso las más pequeñas alteraciones en el nivel de pH de diversos organismos pueden causar grandes problemas, el caso que mejor ilustra la situación es la reducción en niveles de pH oceánico de 8.2 a 8.1 por los preocupantes daños ambientales y el aumento en emisiones de gases como el CO2; esto ha llevado a repercusiones serias en diversas formas de vida que existen en el océano. El nivel de pH es también crucial para el cultivo de plantas y por lo tanto afecta en gran medida el contenido mineral de los alimentos que comes. Los minerales en el océano, el suelo y el cuerpo humano se utilizan como amortiguadores para mantener los niveles óptimos de pH, por lo que cuando se eleva la acidez, los minerales se reducen.

¿Y cómo funciona una dieta alcalina?

Te mostramos aquí algunos antecedentes sobre la acidez/alcalinidad en la dieta humana, además de los puntos clave acerca de cómo las dietas alcalinas pueden ser beneficiosas para ti y tu familia:

Los investigadores creen que han sido abismales los cambios en nuestra dieta desde tiempos inmemorables hasta las civilizaciones del presente. Después de la revolución agrícola y la industrialización masiva, nuestro suministro de alimentos en los últimos 200 años tiene significativamente menos potasio, magnesio y cloruro, al mismo tiempo que contiene más sodio en comparación con las dietas del pasado.

Normalmente tus riñones mantienen los niveles de electrolitos (calcio, magnesio, potasio y sodio), cuando estamos expuestos a sustancias excesivamente ácidas, estos electrolitos actúan para combatir la acidez.

De acuerdo con la revista Journal of Environmental Health que mencionamos anteriormente, la relación de potasio a sodio en la dieta de la mayoría de la gente ha cambiado drásticamente. El potasio debe superar el sodio en una proporción de 10:1, sin embargo ha bajado a 1:3. Esto quiere decir que las personas que se alimentan con una “dieta americana estándar” ahora consumen en promedio tres veces más de sodio que de potasio.

Lastimosamente es una realidad que tanto adultos como niños están aumentando la ingesta de alimentos altos en sodio y muy bajos en magnesio, potasio, antioxidantes, fibra y vitaminas esenciales. Además de eso la dieta occidental típica es alta en grasas refinadas, azúcares simples refinados, sodio y cloruro. Todos estos cambios en la dieta humana llevan a desarrollar desequilibrios de electrolitos que alteran el nivel de pH en el cuerpo y crean problemas de “acidosis metabólica”, los niveles de pH en muchas personas ya no son óptimos, lo que acelera el proceso de envejecimiento, causa la pérdida progresiva de las funciones de los órganos y degenera el tejido de los huesos y la masa ósea. Los altos grados de acidez obligan a nuestros cuerpos a tomar los minerales de los huesos, células, órganos y tejidos.

Entonces ¿cuáles son los beneficios que te traerá hacer una dieta alcalina?

  1. Va a proteger tu densidad ósea y la masa muscular.

La ingesta de minerales juega un papel importante en el desarrollo y mantenimiento de las estructuras óseas. La investigación muestra que entre más frutas y verduras alcalinas comas, menor será la disminución de la fuerza ósea y la pérdida de masa muscular en edades avanzadas, este proceso es conocido como sarcopenia.

La dieta alcalina ayuda a equilibrar las relaciones de minerales que son importantes para la formación de los huesos y mantiene la masa muscular magra, así como el calcio, el magnesio y el fosfato. Estas dietas también ayudan a mejorar la producción de hormonas de crecimiento y absorción de la vitamina D que además protege los huesos y mitiga muchas otras enfermedades crónicas.

  1. Disminuye el riesgo de hipertensión y accidente cerebrovascular.

Algunos de los efectos anti-envejecimiento que puedes obtener haciendo una dieta alcalina es que disminuye la inflamación y provoca un aumento en la producción de la hormona del crecimiento, mejora la salud cardiovascular y ofrece protección contra los problemas comunes como el colesterol alto, hipertensión (presión alta), cálculos renales, derrame cerebral e incluso pérdida de la memoria.

  1. Reduce el dolor crónico y la inflamación.

Además, los estudios han encontrado una conexión entre una dieta alcalina y niveles reducidos de dolor crónico. Está comprobado que la acidosis crónica contribuye al dolor de espalda, dolores de cabeza, espasmos musculares, síntomas menstruales, inflamación y dolor en las articulaciones. Síntomas tan comunes en estos tiempos en donde el estrés es una constante en la vida de las personas sobre todo en las mujeres.

Un estudio realizado por la Society for Minerals and Trace Elements en Alemania encontró que cuando los pacientes con dolor de espalda crónico recibieron un suplemento alcalino diariamente durante cuatro semanas, 76 de los 82 pacientes reportaron disminuciones significativas de dolor medido según el “Arhus lumbalgia Rating Scale”.

  1. Aumenta la absorción de vitaminas y previene la deficiencia de magnesio.

Se requiere un aumento de magnesio en tu cuerpo para la función de cientos de sistemas enzimáticos y procesos corporales. Muchas personas tienen deficiencia de magnesio y como resultado experimentan complicaciones cardíacas, dolores musculares, dolores de cabeza, problemas de sueño y ansiedad. ‪ El magnesio también es necesario para activar la vitamina D y prevenir su deficiencia que es importante para el funcionamiento endocrino e inmune en general.

  1. Ayuda a mejorar tus funciones inmunes y te protege contra el cáncer.

Tu cuerpo se ve realmente comprometido cuando las células carecen de suficientes minerales para disponer adecuadamente de los residuos o para oxigenar el cuerpo totalmente, la absorción de vitaminas se afecta por la pérdida de minerales, mientras que las toxinas y patógenos se acumulan en tu cuerpo y debilitan el sistema inmunológico.

Una investigación publicada en el British Journal of Radiology mostró que la muerte de las células cancerosas (apoptosis) es más probable que ocurra si tu cuerpo es alcalino. Se cree que la prevención del cáncer puede estar asociada con un cambio en el pH alcalino debido a una alteración de la carga eléctrica y la liberación de los componentes básicos de las proteínas. La alcalinidad puede ayudar a disminuir la inflamación y el riesgo de dicha enfermedad, además es beneficiosa para algunos agentes quimioterapéuticos que requieren un pH más alto para trabajar adecuadamente.

  1. Puede ayudarte a mantener un peso saludable.

Cuando decidimos limitar el consumo de alimentos generadores de acidez y comemos más alimentos alcalinos, protegemos el cuerpo de la obesidad pues los niveles de leptina y la inflamación disminuyen, lo cual aumenta las habilidades del cuerpo para quemar grasa y sentir menos hambre, es decir, los alimentos alcalinos son alimentos anti-inflamatorios, el consumo de una dieta alcalina da a nuestro cuerpo la oportunidad de alcanzar niveles normales de leptina y nos sentimos satisfechos de comer la cantidad de calorías que realmente necesitamos.

¿Cómo comer una dieta alcalina?

Estos son algunos consejos clave al momento de decidirte por una dieta alcalina:

Siempre que sea posible, trata de comprar alimentos alcalinos orgánicos. Los expertos creen que es importante, al decidir hacer una dieta alcalina, informarse acerca de la producción y el tipo de suelo en que se cultivan los alimentos que consumes ya que las frutas y verduras que se cultivan de forma ecológica, en suelos con minerales de alta densidad tienden a ser más alcalinos. La investigación muestra que el tipo de suelo en el que se cultivan las plantas puede influir significativamente en el contenido de vitaminas y minerales, lo que significa que no todos los “alimentos alcalinos” son iguales.

El pH ideal del suelo para la mejor disponibilidad de nutrientes esenciales en las plantas esta entre 6 y 7. Los suelos ácidos por debajo de un pH de 6 pueden haber reducido sus niveles de calcio y magnesio, y el suelo con un pH por encima de 7 puede perder químicamente hierro, manganeso, cobre y zinc. El suelo sostenido orgánicamente en el que se expone la vida silvestre y pastoreo de ganado tiende a ser el más sano.

Si tienes curiosidad por conocer tu nivel de pH antes de implementar los consejos a continuación, puedes evaluar tus niveles mediante la compra de tiras de pH en la farmacia más cercana. Puedes medir el pH en tu saliva u orina, tu segunda micción de la mañana te dará los mejores resultados. Se trata de que compares los colores de la tira de prueba en un gráfico que viene con el kit. Durante el día, el mejor momento para poner a prueba tu pH es una hora antes o dos horas después de una de tus comidas. Si haces la prueba con tu saliva debes registrar un resultado entre 6,8 y 7,2.

Aquí te contamos cuáles son los mejores alimentos alcalinos:

Las frutas y los vegetales frescos promueven la alcalinidad. Algunas de las mejores opciones son los champiñones, los cítricos, los dátiles, las uvas pasas, las espinacas, el pomelo, el tomate, el aguacate, el rábano negro, la hierba de alfalfa, la hierba de cebada, el pepino, la col rizada, la jícama, la hierba de trigo, el brócoli, el orégano, el ajo, el jengibre, las judías verdes, la escarola, la col, el apio, la remolacha roja, la sandía, los higos y los plátanos maduros.

Todos los alimentos recomendados en la dieta dan mejores resultados si los consumes crudos: Aunque no suene muy bien lo ideal es tratar de consumir una buena parte de tus productos sin cocinar. Las frutas y verduras crudas son biogénicas o “Dadoras de vida”. Al cocinar los alimentos lo que haces es agotar sus minerales alcalinizantes. ‪Incrementa la ingesta de alimentos crudos o cocina las verduras ligeramente al vapor.

Las proteínas vegetales: Almendras, judías blancas, habas y la mayoría de los otros granos son buenas opciones.

El agua alcalina: Esta tiene un pH de 9 a 11, por lo tanto el agua destilada es buena para beber. El agua filtrada con un filtro de ósmosis inversa es ligeramente ácida, pero sigue siendo una opción mucho mejor que el agua del grifo o embotellada purificada. Sin embargo, existen otras opciones para alcalinizar el agua que bebes, puedes adicionar limón o lima, o bien, bicarbonato de sodio, consulta antes con tu médico.

Bebidas verdes: Las bebidas a base de verduras y hierbas en forma de polvo están cargadas de ingredientes alcalinos gracias a la clorofila, ésta es estructuralmente similar a nuestra propia sangre por lo tanto ayuda a alcalinizarla.

Los alimentos y hábitos anti – alcalinos.

Los alimentos que más contribuyen a la acidez incluyen:

  • Los alimentos ricos en sodio: Los alimentos procesados contienen toneladas de cloruro de sodio (sal de mesa) que constriñe tus vasos sanguíneos y crea acidez.
  • Embutidos y carnes convencionales
  • Cereales procesados (tales como copos de maíz)
  • Huevos
  • Lentejas
  • Bebidas con cafeína y alcohol
  • La avena y productos de trigo integral: Todos los granos enteros o no, crean acidez en el cuerpo. Los estadounidenses ingieren la mayor parte de su cuota de alimentos de origen vegetal en forma de maíz o de trigo procesado.
  • Leche: Los productos lácteos ricos en calcio causan algunas de las tasas más altas de osteoporosis eso es porque crean acidez en el cuerpo. Cuando el torrente sanguíneo se vuelve demasiado ácido, toma el calcio (una sustancia más alcalina) de los huesos para tratar de equilibrar el nivel de pH. Así que la mejor manera de prevenir la osteoporosis es comer un montón de verduras de hoja verde, es decir, alcalinas
  • Cacahuetes y nueces
  • Pasta, arroz, pan y productos de granos envasados

 ¿Qué otro tipo de hábitos pueden causar acidez en tu cuerpo? Los principales culpables incluyen:

  • El alcohol y las drogas
  • El alto consumo de cafeína
  • El uso excesivo de antibióticos
  • Edulcorantes artificiales
  • Estrés crónico
  • Disminución de los niveles de nutrientes en los alimentos debido a la agricultura industrial
  • Bajos niveles de fibra en la dieta
  • Falta de ejercicio
  • Carnes de animales en exceso en la dieta (no alimentados con pasto)
  • Exceso de hormonas en los alimentos, productos de salud y belleza, y plásticos
  • Exposición a productos químicos y la radiación, productos de limpieza del hogar, materiales de construcción, computadoras, teléfonos celulares y hornos de microondas
  • Colorantes y conservantes en los alimentos
  • Exceso de ejercicio
  • Pesticidas y herbicidas
  • Contaminación
  • Malos hábitos alimenticios
  • Alimentos procesados y refinados
  • Respiración superficial

La dieta alcalina frente a la dieta paleo

La dieta Paleo es también una dieta alcalina y tienen muchas cosas en común sobre todo en cuanto a sus beneficios, estos son, disminución del riesgo de deficiencias de nutrientes, reducción de los niveles de inflamación, mejor digestión, pérdida de peso y muchas otras más.

Ambas dietas requieren la eliminación de azúcares añadidos, reducción de la ingesta de ácidos grasos omega-6, eliminación de granos y carbohidratos procesados, disminución significativa o eliminación de consumo de lácteos/leche y el aumento de la ingesta de frutas y verduras.

Sin embargo, hay varias cosas importantes a tener en cuenta si planeas seguir la dieta Paleo. Esta es una dieta que elimina todos los productos lácteos, incluyendo el yogur y el kéfir, que pueden ser para ti una valiosa fuente de probióticos y minerales, además la dieta Paleo no siempre hace hincapié en el consumo de alimentos orgánicos o de origen animal alimentados con hierba (claro está, en cantidades limitadas y con moderación), al contrario, la dieta Paleo tiende a incluir un montón de carne, carne de cerdo y mariscos, los cuales tienen sus propios inconvenientes.

Comer demasiadas fuentes de proteína animal en general contribuye a la acidez. La carne de vaca, pollo, embutidos, mariscos y carne de cerdo puede contribuir a la acumulación de ácido sulfúrico en la sangre. Prueba obtener la mejor calidad de productos de origen animal e intenta variar tu ingesta de alimentos proteicos para equilibrar el nivel de pH óptimo.

Precauciones que debes tener si te decides a hacer una dieta alcalina

Ciertos alimentos que están en la lista y que son altamente ácidos te pueden sorprender, como los huevos y las nueces; éstos pueden provocar efectivamente acidez en tu cuerpo, pero no debes dejar de consumirlos dado que contienen una gran cantidad de otros beneficios para la salud como antioxidantes y ácidos grasos omega-3, que los hacen muy valiosos.

La conclusión es que debes tender a encontrar un equilibrio saludable para tu cuerpo. En lo que se refiere a tu pH, es posible llegar a ser demasiado alcalino y aun así consumir algunos alimentos ácidos que indudablemente son saludables. Nuestro problema en ocasiones es no tomar suficientes alimentos alcalinos o tomar demasiados ácidos de alimentos poco sanos. Acostúmbrate a comer especialmente vegetales y frutas y limita el consumo de productos envasados y procesados, así muy pronto verás los cambios y te encaminarás a una vida de bienestar y de buena salud.

Reflexiones finales en una dieta alcalina.

Una dieta alcalina es la que incluye alimentos enteros que tienen efectos positivos en tus niveles de pH en sangre y orina.

Los beneficios de una dieta alcalina incluyen un excelente funcionamiento del corazón, huesos más fuertes, disminución del dolor y reversión en las deficiencias de nutrientes.

Los alimentos que hacen parte de una dieta alcalina incluyen frutas enteras y verduras, alimentos crudos, jugos verdes, legumbres y frutos secos.

Los alimentos que son ácidos y por lo tanto limitados en una dieta alcalina incluyen alimentos altos en sodio, granos procesados, demasiada carne y proteínas de origen animal, azúcares añadidos y la leche convencional.