Se despide de su esposa cantándole una canción de amor antes de despedirse de ella

Dicen que el amor de bueno dura para toda la vida y esta linda pareja  de casados nos demostró que a pesar de los problemas y las dificultades siempre pueden estar juntos, con 73 años de vivir juntos y ser una matrimonio feliz llego la hora de despedirse y decirle a dios a tu pareja de vida. Así pasó con Laura y Howard. Laura se encontraba muy enferma y Howard tenía que despedirse de ella y dejarla ir, pero no antes de escuchar la canción de amor de ellos dos.

Canción de amor “You’ll Never Know ” de Engelbert Humperdinck 

En la Segunda Guerra Mundial Howard fue llamado por el ejército para ir a luchar en combate, pero antes de irse Laura le cantó una canción de amor, con la cual le decía a su gran amor lo mucho que lo amaba “You’ll Never Know ” de Engelbert Humperdinck, era su cantante favorito en esa época y esa canción era la de ellos dos.

Laura sabía que tal vez en ese momento era la despedida, pero siempre tuvo la fe de que Howard iba a volver.

Una vida llena de amor

Después de terminar la Segunda Guerra Mundial, Howard regreso ansioso a su casa y sabía que Laura lo iba a estar esperando con los brazos abiertos.

Lograron vivir  los mejores 73 años de vida juntos, donde disfrutaron cada momento de su matrimonio amándose y dando lo mejor el uno del otro.

Poco tiempo después a los 93 años, Laura comenzó a decaer en su salud y Howard sabía que el momento de la gran despedida se acercaba para los dos.

Habían pasado muchos años juntos y era momento de dejarla ir y descansar.

Último momento romántico

Fue entonces cuando Howard decidió cantarle a su amada esposa Laura, “You’ll Never Know ” por última vez en el hospital donde se encontraba su esposa hospitalizada, para despedirse de ella por última vez.

Uno de los momento más emotivos y las lagrimas no se evitaron, Laura tomó sus últimas fuerzas para escuchar la canción y despedirse de su amado esposo, cantando con él.

Historias de amor como estas, son recuerdan que los verdaderos amores existen.

Vía:LittleThings.com