Un regalo inolvidable de un padre a su hija en el día de su boda

Entregar a su pequeña hija el día de su boda, es siempre difícil para todo padre, ya que es un sentimiento encontrado, de felicidad y abandono. Este padre quiso que este día fuera inolvidable para Nicole Cortez, su hija, que dedico su vida a enseñar el lenguaje de señas a pesar de no ser sordo muda.

Le llevo un año aprender la canción “I loved her first”, muy significativa para ese momento, ya que habla de que el fue el primero en amarlo, y la gran sorpresa fue que hizo toda la interpretación con el lenguaje de señas.

Vean el vídeo y comprenderán porque hizo llorar a la novia y los presentes , quizás derramen alguna lagrima al verlo.

Cuando comienza la música todos pensaron que el padre iba a cantar de forma convencional, pero al comenzar a interpretarlo con señas, la novia no pudo contener las lagrimas, era el mejor regalo que podía imaginar recibir.


La emoción no fue solo de la novia , el novio tampoco pudo dejar de emocionarse ante tal acto de amor.


Lo que ella hizo toda su vida, ayudar a comunicarse de una manera distinta su padre se lo estaba regalando en el día de su boda.

Aunque no todos entendían el lenguaje de señas , el padre fue moviendo los labios con la letra de la canción , además de hacerlo con señas. De esta manera todos entendieron lo que la canción decía y el mensaje que dejaba.

Papa Cortez, no perdió la oportunidad de avisar al novio que cuidara de su pequeña, porque lo estaba observando, cosa que el novio tomo con mucho humor y cariño.

Una boda inolvidable, tanto para la pareja como para los que compartieron con ella ese momento, realmente un acto de amor de un padre a su hija.

Via: lindito.com