Un perro adopta a un cordero después de que este fuera rechazado por su madre

La convivencia que pueden llegar a tener los animales traspasan las fronteras de las razas, en esta ocasión una perrita de raza Golden Retriever llamada Tammy demostró tener un corazón muy grande al adoptar un pequeño corderito y tratarlo como si fuera su hijo.

Stormy es el nombre de un cordero de una granja de Winnpeg que nació con todo en su contra ya que lamentablemente fue rechazado por su madre desde el momento en que salió de su vientre, afortunadamente la dulce Tammy lo adoptó como suyo.

La dueña de ambas criaturas, es una mujer llamada Cathy Fleury y comenta que son inseparables “Estoy trabajando todo el día, y cada que volteo están juntas bajo un árbol durmiendo”

Los granjeros han decidido que por el amor que se tienen ambos animalitos Stormy permanecerá en la granja junto a Tammy hasta el final de sus días.

Aquí vemos a Tammy cuidando de Stormy

Stormy siendo adorable

Tammy jugando con Stormy

Referencias :Buzzfeed