Una carta abierta a mi acné adulto

Una sentida carta a una indeseable visita:

Estimado acné:

¿Por qué, querido? ¿Por qué tienes que hacerme esto? Sabes que mañana tengo un encuentro importante. Hablamos sobre ello. ¿Recuerdas? Usé ese bonito y costoso exfoliante de  duraznos que rogué que fuera agradable. Después utilicé esa máscara de aloe y bebí toda esa agua, solo para tranquilizarte. Te sentías disgustado pero me prometiste que dejarías a un lado tu angustia y me ayudarías por esta vez. Pero no, entonces ya no eres el centro de atención.

Permanentemente se trata de ti y tu “sensibilidad“. Bueno, yo también soy sensible, al acné. Tengo sentimientos, necesidades y sueños, y ninguno de ellos involucra un grano gigante como tiene el unicornio, entre mis ojos. ¿No quieres que yo sea feliz? ¿No quieres que tenga una vida normal con una carrera, amigos y amantes? ¿No quieres que salga a veces? Sí, sé que pasamos lindos momentos estando en cama, durante noches sin maquillaje y viendo alguna serie en TV, pero quiero más. Además reconozco que los de tu especie están teniendo un buen momento en Internet, pero no quiero que esta cara sea parte de la celebración que el público aplaude.

No sé qué otra cosa puedo hacer. Traté de razonar contigo. Te froté con la loción y te calmé con el humidificador. Comí comida sana y gasté cantidad de dinero en tratamientos especiales sin siquiera saber de qué trataban. Te llevé al médico para que me pincharan y te arrancaran hasta quedar con la cara roja. Compré un limpiador de lujo para limpiar hasta el alma y de todas formas, así me pagas.

Estoy al límite de mi ingenio, acné. El verano se acerca velozmente y espero poder ir sin maquillaje y sin tener que preocuparme por ti. Quiero zambullirme en el océano y quedarme recostado en la hierba mientras poso con mis amigos para las fotos sin que aceches bajo la superficie. Quiero poder saltar, bailar y vivir con confianza, sin que me estes frenando.

Sí, sé que el asunto de confianza no es totalmente asunto tuyo. Sé que tendría que sentirme bella y radiante aunque estés cerca. Sé que debería ser capaz de verte y seguir con mi día como si no estuvieras, pero es que no se trata sólo del aspecto. Causas dolor físico a la cara que no es para nada agradable. Trabajas para mí, ya sabes. Controlo la máquina y tú solo eres un empleado conflictivo que ha olvidado su lugar.

Sé que nos divertimos en la escuela secundaria. Bueno, por lo menos sé que divertiste. Pero ahora soy adulta y tengo que seguir adelante con mi vida, desarrollar otros problemas de la piel, más maduros. Tengo que dedicar mi tiempo a preocuparme por otros asuntos de la piel y manchas de la edad .No puedo hacer eso si estás todavía dando vueltas por mi cara. Lo siento si esto suena duro, pero es la verdad. Me necesitas, pero yo no te necesito.

Esta es mi última advertencia. Por favor, déjame ir, déjame vivir , crecer y reír y llorar sin ti. Si me amas, querrás que yo sea feliz, y si no, eso está muy mal porque dejé que entraras en mi vida y la controlaras.

Amor:

La persona del rostro en el que habitas.

Referencia:Hello Giggles