Seguro estas 8 cosas te pasaron cuando te volviste a enamorar

Existe la falacia de que solo nos enamoramos una sola vez en nuestra vida, pero al terminar una relación con la persona con la cual nos sentíamos plenamente enamorados y conocer a otra persona que nos hace sentir esas mariposas en el estomago, que nos hace latir fuertemente nuestro corazón, nuevamente podemos decir que estamos enamorados.

Debemos dejar a un lado esa falsa creencia y recordar que cuando algo no funciona, la vida nos tiene mejores cosas preparadas. Solo debemos abrirnos un poco y no recaer cuando con la persona de la cual te enamoraste se va. Debemos levantarnos y seguir adelante.

Cuando nos enamoramos por segunda vez, estas son las cosas que suceden:

1. Te sientes afortunado porque al principio te preocupaba que nunca sucediera de nuevo. Vuelves a tener esperanzas en el amor.

2. Tus ojos están abiertos. No eres un pequeño inocente que entrega su corazón de forma gratuita. Ahora ya conoces los riesgos reales del amor y lo doloroso que puede llegar a ser cuando lo pierdes.

3. La primera vez que amaste y perdiste a alguien pensaste que nunca más lo superarías. Pensaste que aquella persona sería la única en el mundo para ti y que nunca encontrarías a alguien igual.

4. Intentas ser amable durante las peleas. No importa tanto “ganar” la discusión, sino resolver el problema y hacer que las cosas funcionen mejor entre los dos.

5. Te das cuenta de que los “felices para siempre” sólo se ven de esa manera desde el exterior. Has ido a la luna por amor, pero eso es sólo una sensación pasajera, las hormonas. Lo que necesitas es elegir a una persona a quien sigas amando después de que las hormonas y las mariposas desaparezcan.

6. Te enamoras más lentamente esta vez, más deliberadamente. No tienes apuro y no quieres enamorarte de cualquier persona. Quieres asegurarte de que ocurra con alguien que vale la pena.

7. Ahora te das el tiempo de conocer de verdad a esa persona. Es alguien que agrega valor a tu vida, alguien que es maduro e interesante y que tiene mucho más que ofrecer que sólo “diversión”.

8. Te das cuenta de por qué suceden algunas cosas malas. Si tu primer amor no hubiera terminado, no te habrías dado cuenta de lo agradecido que estás por este segundo.

Vía: Peru